Mucuposada Los Alcaravanes
Agua Blanca – Calderas, estado Barinas

 

Información general de la ruta
Clasificación: Naturaleza y etnocultura
Lugares visitados: Cafetales de sombra, bosques, caminos empedrados
Punto de partida y llegada: Mucuposada Los Alcaravanes
Distancia: 2.9 km
Duración ida y vuelta: 1/2 día
Altitud de la mucuposada: 1510 m
Tipo de recorrido: senderismo
Grado de dificultad: moderado
Grado de esfuerzo: moderado
Altitud objetivo: 1594 m

 

 

Bajar y subir…para expandir nuestros límites
Este circuito sale desde la mucuposada en dirección al Oeste y retorna por el Norte. Está provisto de un valioso contacto social con una familia vecina, donde degustaremos un dulce  jugo de caña, molido frente a nuestros ojos. Igualmente, descenderemos hasta la Quebrada El Molino y valoraremos un bosque ripario para, seguidamente, ingresar en sendos potreros rodeados de hermosos bosques montanos. Ascendermos por una pequeña carretera hasta llegar de nuevo a la Quebrada El Molino. Allí disfrutaremos un impresionante descenso de 50 metros sobre escaleras de madera hasta llegar a un pequeño dique sobre la quebrada. La adrenalina sube. Las escaleras son utilizadas por personas de la localidad para hacer mantenimiento al dique que provee agua al pueblo de Calderas. La cuerda de seguridad y las instrucciones del baquiano ayudan a disfrutar de manera segura la vivencia en medio de un cañón espectacular, rodeado de densos árboles al pie de la cordillera andina y sus selvas nubladas. El ascenso, por la vertiente izquierda de la quebrada, se facilita mediante nuevas escaleras. El sendero atraviesa el bosque y nos conduce al límite Norte de Agua Blanca, muy cerca del Camino Real de Los Andes. El descenso hasta la mucuposada es suave, sobre verdes potreros con vacas y canto de alcaravanes.

Recomendaciones
Utilice botas apropiadas para travesías campestres, impermeables y con buen agarre.
Lleve un pequeño moral y dentro de él, un poncho impermeable, agua mineral, dulces y enseres personales.
Se recomiendo utilizar bastón.
Mantenga a los niños de la mano o muy cercanos…
…¡y no olvide su cámara fotográfica!