En Calderas podrá deleitarse con los típicos platos andinos, los llamados platos “criollos” pero también con las especialidades del pueblo y las comidas comunes de sus festividades.

Entre los más tradicionales destacan las sopas de grano, ya sean de caraota o de quinchoncho de arvejas con cambur; el hervido de gallina criolla; el sancocho, un hervido popular; la pizca andina, una sopa a base de huevo, pan, leche y cilantro; pero también el pisillo de pescado con caraota y arroz y las arepas de maíz pelado y de trigo andino. Inclusive unas familias caldereñas hacen deliciosas arepas de cambur, yuca y plátano.

Las hallacas son tradicionales el día de San Juan, el 24 de junio y en tiempo de navidad.

En cuanto a dulces, los más típicos de Calderas son los de nuez, muy comunes en Semana Santa, los de lechosa, las melcochas, elaboradas con caña de azúcar, típicos de las festividades de la Búsqueda del Niño, el de cabello de ángel y el curruchete.

Tampoco faltan las bebidas caseras como la mistela de café, la leche de burra, a base de leche, huevos y alcohol o el ponche crema.