El Cerro Gobernador, también llamado Peña morada por la coloración de su roca, es el símbolo de los Caldereños.

Esta estribación rocosa se desprende de las grandes altitudes de los páramos del volcán que alcanza los límites con el estado Mérida.

 

 

 

 

 

Unos ven en sus cortes geográficos formas piramidales así como la de un ave por levantar vuelo. Para otros se transforma en misterio cuando está cubierta por mantos de niebla.

Los Caldereños también dicen que su nombre se origina de la forma impactante que presenta en relación con las montañas.

 

 

Si realiza la ruta del Oso Andino – Cerro El Gobernador pasará por sus selvas húmedas y nubladas hasta alcanzar su cima, orlada de clusias y frailejones arborescentes desde donde tendrá una maravillosa vista sobre el hermoso paisaje de hondonadas y cerros que se juntan con la llanura.